985 223 745 | Alonso Quintanilla, nº 3, 2º, 33002 Oviedo

TABLÓN DE ANUNCIOS

Legalización de los libros de los empresarios

Suspensión de la aplicación de la Instrucción dictada con fecha 12 de febrero de 2015 de la Dirección General de registros y Notariado, sobre la legalización de los libros de los empresarios.

Estimados Clientes,

El Tribunal de Justicia de Madrid, en Auto nº 84 de 27 de abril ha acordado la suspensión de la aplicación de la Instrucción dictada con fecha 12 de febrero de 2015 de la Dirección General de registros y Notariado, sobre la legalización de los libros de los empresarios en aplicación del artículo 18 de la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de Apoyo a los Emprendedores y su Internalización hasta que recaiga sentencia.

En el recurso contencioso-administrativo interpuesto contra dicha Instrucción se solicitó la suspensión de la ejecución de la referida Instrucción, a los efectos de evitar un perjuicio de imposible o difícil reparación. Los argumentos utilizados en el recurso son los siguientes:

  • El contenido de la Instrucción tiene naturaleza jurídica de disposición de carácter general, en tanto en cuanto afecta no sólo a los Registradores del Registro Mercantil sino también a todos los empresarios constituidos en España, incluyendo a las sociedades de capital, uniones temporales de empresas, y cualquier otra persona, física o jurídica, obligada a llevar la contabilidad ajustada a las prescripciones del Código de Comercio y a los funcionarios y cualquier otro operador jurídico que se relacione con la materia
     
  • La Instrucción no sólo desarrolla la Ley 14/2013 sino que va mucho más allá “innovando el ordenamiento
     
  • Los libros no sólo serán legalizados e incorporados a los ficheros del Registro Mercantil sino que también su contenido
     
  • La Instrucción entra a regular las funciones de la Junta General, en tanto que exige que la misma debe ratificar las actas, extralimitándose de forma clara
     
  • La Instrucción se refiere también a determinadas entidades, como asociaciones, fundaciones, etc. cuando las mismas no deben realizar actuaciones ante el Registro Mercantil, sino ante otros Registros (de Asociaciones, de Fundaciones, etc.)
     
  • La Instrucción regula el procedimiento para la emisión de certificaciones por parte del Registro para acreditar las legalizaciones practicadas a petición judicial cuando ni la Ley de Enjuiciamiento Civil ni ninguna otra norma prevé esta cuestión
     
  • Hay una falta de potestad reglamentaria
     
  • La Instrucción podría dar lugar a incurrir en riesgo gravísimo de responsabilidad por parte de los administradores de las sociedades
     
  • La instrucción podría dar lugar a un riesgo gravísimo de acceso a información confidencial y privilegiada al no establecerse protocolos para la evitación de un uso indebido de dicha información
     

El TSJ de Madrid concluye con las siguientes consideraciones:

“(…) Pues bien, con estos parámetros , coincidimos con el Abogado del Estado en que no se debe entrar a determinar ahora la legalidad del procedimiento de confección de la Instrucción, ni el alcance reglamentario o no de la misma , ni la adecuación o no de su naturaleza a la regulación de la potestad reglamentaria de Ley 50/1997 (artículos 23 y 24), y por tanto si la demandante tiene más o menos razón de fondo en cuanto a que efectivamente desarrolla la Ley (así se dice en la sección 15ª), pues ella misma remite sus argumentos sobre la naturaleza jurídica de la Instrucción y de la extralimitación de funciones de la DGRN (que no se limita a dar órdenes a sus funcionarios jerárquicamente dependientes)a una clara cuestión de fondo a estudiar con referencia al artículo 21 de la Ley 30/1992.(…)”

“(…) Y centrándonos en este único punto del conflicto de intereses y en la naturaleza irreparable de los perjuicios que se puedan ocasionar a la actora que podrían conllevar la pérdida de la finalidad legítima del recurso, o si por el contrario es de gran relevancia la entidad de los causados al interés general, hemos de fijar nuestra atención en algunas posibles innovaciones de la Instrucción dirigidas sobre todo a los empresarios y sociedades, no precisamente a los Registradores mercantiles (…)”

“(…) De eta forma llegamos a una clara conclusión, y es que esos posibles perjuicios -de difícil o casi imposible reparación- y ocasionados a los empresarios (emisores recurrentes) derivados de la publicidad que se pudiera dar a terceros de la información empresarial y comercial de sociedades, fundaciones y empresas…… se podrían evitar con la suspensión de la Instrucción, sin que se ocasionen por el contrario perjuicios al interés general, sobre todo al observar que en sus secciones 23ª y 24ª se prevé la posibilidad subsidiaria y temporal de no poner en marcha por determinadas causas lo previsto en la Instrucción (…)

Como conclusión, no hay que olvidar que la Ley 14/2013  ya introdujo la obligación de cumplimentar los libros obligatorios de los empresarios en soporte electrónico y su legalización vía telemática de forma que, con independencia de lo que ocurra con la Instrucción, lo cierto es que esa cuestión ya estaba planteada con anterioridad. También es cierto que hasta la fecha de la Instrucción, la mayoría de los empresarios venía presentando a legalización sus libros obligatorios de manera previa a su cumplimentación y en soporte físico, obviando, principalmente como consecuencia de la falta de precisión de la regulación al respecto, lo previsto en el artículo 18 de la citada Ley 14/2013 y en la Instrucción de la DGRN de 31 de diciembre de 1999 y en su Resolución posterior y aclaratoria, de 5 de agosto de 2014. A esta situación, no ayudaba el hecho de que en cada Registro Mercantil la manera de interpretar y aplicar la normativa era diferente. Pues bien, entendemos que la situación actual no va a variar este modus operandi. De este modo, la presentación telemática en los cuatro meses siguientes al cierre del ejercicio social (i.e. 30 de abril para ejercicios de año natural) queda suspendida.

No obstante lo anterior, sí parece que el objetivo es claramente el de la legalización de los libros por vía telemática y la cumplimentación en formato electrónico de forma que de un modo u otro tendremos que estar preparados para dicha circunstancia, evidentemente una vez esté debidamente regulada de forma que se garantice, entre otros aspectos, la confidencialidad de los contenidos de las actas.

Esperamos que esta información os resulte de utilidad. Recibid un cordial saludo.

 

 

« listado de noticias

C/Alonso Quintanilla, nº 3, 2º, 33002 Oviedo
Tlfno.: 985 223 745 Fax: 985 229 230

© fidelitas 2012 | Aviso legal | Contacto
Diseño y desarrollo: Portilla y Velasco
Conforme: XHTML 1.1 · CSS 2.0 · WAI A